Corea del Norte y del Sur se unen: Inauguran los Juegos Olímpicos de Invierno 2018

352

PYEONGCHANG, COREA, 9 de febrero (AlMomentoMX).-  La unidad entre Corea del Norte y del Sur fue el tema principal de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno, en una ceremonia en que no estuvo ausente el colorido, y en la que además, las dos Coreas desfilaron bajo una misma bandera en medio de una atronadora ovación.

A las 21:40 hora local y desde la tribuna de autoridades del estadio de PyeongChang, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, declaró inaugurados los Juegos Olímpicos de Invierno 2018.

La delegación mexicana, encabezada por Germán Madrazo, quien vistió un traje de charro, fue el abanderado durante la ceremonia; tras él, siguieron Sarah Schleper, Rodolfo Dickson y Robert Franco.

”Los juegos de PyeongChang demostraran ser unos juegos de la cultura pero sobre todo unos juegos de la paz. Hace apenas un momento el mundo entero ha sido testigo de una marcha histórica con la bandera unificada de la península de corea. El deporte tiene un gran poder para unir a las personas trascendiendo a los conflictos”, dijo el presidente del comité organizador, Lee Hee-beom.

Desde la tribuna de autoridades, Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano Kim Jong-un; el presidente honorífico de Corea del Norte, Kim Yong-nam, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, presenciaron el desfile y saludaron con entusiasmo al equipo unificado puestos en pie.

Tras el desfile del equipo, se interpretó en el estadio el “Arirang”, la canción tradicional coreana por excelencia, considerada el himno no oficial de los dos países, con una emocionante puesta en escena.

Pita Taufatofua, abanderado de Tonga

Por su parte, los atletas de Corea del Norte y Corea del Sur, dos países divididos desde 1945, desfilaron bajo una bandera con la península coreana en azul sobre un fondo blanco y en medio de una sonora ovación de los 35 mil espectadores que abarrotaron el Estadio Olímpico. Los abanderados del equipo unificado, que vestía con abrigos blancos, fueron la jugadora de hockey sobre hielo, Hwang Chung-gum, y el piloto surcoreano de bóbsled Won Yun-jong.

Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) llamó a los coreanos a sentirse orgullosos de lo que habían logrado: ”Estos son los juegos que todos hemos estado esperando: los primeros juegos olímpicos de invierno de la república de Corea. Pueden sentir muy orgullosos, llegó el momento de PyeongChang”.

Pita Taufatofua, abanderado de Tonga, repitió su hazaña de Río 2016 y desfiló con el torso desnudo;  por otros lado, los 80 representantes de la delegación rusa desfilaron bajo bandera neutral y sin himno, debido a las acusaciones de dopaje.

En total, 2 mil 925 deportistas de 92 países diferentes formarán parte en los XXIII Juegos Olímpicos de invierno, los mayores hasta la fecha y en los que se repartirán 102 oros.

Varios deportistas, hicieron -en conjunto- el último recorrido de la antorcha, la cual ascendió a los más alto del Estadio de Pyeongchang y fue entregada a la ex campeona mundial de patinaje artístico de Corea del Sur, Kim Yan, quien encendió el pebetero a través de un espiral.

La delegación mexicana, encabezada por Germán Madrazo

Los 15 deportes incluidos en la cita se desarrollarán en 12 recintos (cinco para hielo, siete para nieve) situados en torno al condado surcoreano de PyeongChang (a 130 unos kilómetros al este de Seúl), donde se celebrarán los Juegos hasta el próximo 25 de febrero.

La última vez que los dos Coreas, que se encuentran técnicamente en  guerra desde hace más de 70 años, marcharon juntos en un desfile olímpico fue en los Juegos Turín, en 2006. Antes lo habían hecho en las ceremonias de inauguración de los Juegos de Verano de Sidney 2000 y de Atenas 2004.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios