CHISPAS: Atlanta GA

90

Adonay SOMOZA H.

Otro impresionante monumento que admiramos durante nuestra visita nocturna (desafortunadamente para su servidor, de día se hubiera apreciado mejor) a la ciudad de Washington, fue El Monumento a Washington (Washington Monument) normalmente hace referencia al gran obelisco blanco localizado en el extremo al oeste del National Mall de Washington D. C. Nos referimos al monumento conmemorativo dedicado primer presidente de los Estados Unidos y líder del revolucionario Ejército Continental, George Washington; quien victoriosamente obtuvo la independencia del país luchando frente a los británicos en la Guerra de la Independencia. Siendo el ano de 1884, cuando el monumento se convirtió en la estructura más alta del mundo, hasta que se construyó la Torre Eiffel en 1889.

El monumento está elaborado en mármol, granito, piedra arenisca y tiene una altura de casi 170 metros. Fue diseñado por Robert Mills, un prominente arquitecto estadounidense de la década de 1840. La construcción comenzó en 1848 y se terminó en 1884, casi 30 años después de la muerte del arquitecto. Esta tardanza se debió a la falta de fondos originados por la Guerra Civil estadounidense. La diferencia en el tipo de mármol (visible aproximadamente a partir de una altura de unos 50 m) delimita la construcción inicial de la segunda etapa de construcción. Fue edificado el 31 de enero de 1848 (inicio) y concluido el 9 de octubre de 1888, por el Arquitecto Robert Mills, siendo administrado hasta la presente fecha por el Servicio de Parques Nacionales.     ­¿Cuál fue el motivo para erigir del monumento? Cuando la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos finalizó, no había nadie en los Estados Unidos al que se tuviese más respeto que George Washington. Los estadounidenses celebraron su habilidad para ganar la guerra en inferioridad de armamento y con hombres inexpertos, y admiraban su decisión de rechazar un salario y aceptar solamente ingresos por sus gastos. Su admiración creció aún más cuando se supo que rechazó el proyecto de algunos de sus hombres de hacerle rey del nuevo país. No fueron solo las cosas que hizo, sino la forma en que las hizo. Abigail Adams, la mujer de John Adams, lo describió como “educado con dignidad, afable sin familiaridad, distante sin arrogancia, sereno sin austeridad, modesto, sabio y bueno”.

Washington se retiró a su plantación en Mount Vernon después de la guerra, pero pronto tuvo que decidir sobre su vuelta a la vida pública. Se hizo evidente que los Artículos de la Confederación (Articles of Confederation) habían dejado al gobierno federal muy debilitado, sin poder subir los impuestos, regular el comercio o controlar las fronteras. Muchos como James Madison empezaron a pedir una convención que aumentase la fuerza del gobierno. Washington no tenía muchas ganas de partir, ya que tenía asuntos de negocios en Mount Vernon; finalmente decidió viajar, ya que “ver a la nación contenta… es el deseo de mi alma”, y así trabajó como representante de Virginia. Durante el verano de 1787 el resto de los delegados lo eligieron para presidir las deliberaciones que, finalmente, darían lugar a la Constitución de los Estados Unidos de América.

El Monumento a Washington se ve reflejado en el “estanque del reflejo” (Reflecting Pool), un estanque rectangular alargado hacia el oeste, en dirección al Monumento a Lincoln.

Una parte clave de la constitución fue el establecimiento del cargo de presidente de los Estados Unidos. Nadie parecía más cualificado para el puesto que Washington, y en 1789 comenzó el primero de sus dos mandatos. Usó el respeto que su pueblo le tenía para desarrollar el respeto hacia sus nuevas funciones, aunque al mismo tiempo intentó acallar los miedos de aquellos que consideraban que el poder del presidente se convertiría en tan fuerte como el del rey contra el que habían luchado. Así intentó crear el tipo de gobierno sólido que creyó que la nación necesitaba, apoyando un banco nacional, recogiendo impuestos para pagar los gastos, y fortalecer al Ejército y la Armada.Aunque mucha gente quiso que se quedase un tercer mandato, en 1797 se retiró otra vez a Mount.

Washington murió súbitamente dos años más tarde. Su muerte provocó gran tristeza, y surgieron los intentos de honrarle. Ya en 1783, el Congreso Continental decidió «Que fuese erigida una estatua caballar de George Washington en el lugar donde se estableciese la residencia del Congreso». La propuesta proclamaba grabar en la estatua: «en honor de George Washington, el ilustre comandante del Ejército de los Estados Unidos de América durante la guerra que justificó y aseguró su libertad, soberanía e independencia». Aunque es fácil entender porque no ocurrió nada mientras el gobierno no tuvo una sede permanente, tampoco hubo progresos cuando el Congreso se estableció en Washington. En 1848 los miembros de la Sociedad decidieron empezar la construcción del obelisco y dejar el tema de la columnata para más adelante. Creyeron que si usaban los 87 000 dólares que ya habían recolectado, la apariencia del Monumento iba a espolear más donaciones para completar el proyecto.

Fue entonces cuando el Congreso donó 150 000 m² (37 acres) de terreno para el proyecto. La zona que Pierre Charles L’Enfant había elegido para el monumento (ahora conocido como Embarcadero Jefferson) era pantanoso e inestable; lo que lo hacía desaconsejable para soportar el enorme peso de la estructura. La nueva ubicación estaba algo al este y al sur de la original, pero en cambio tenía muchas ventajas. «Presenta bellas vistas del río Potomac», como escribió un miembro de la Sociedad, y «está tan elevado que el monumento será visto desde todas las partes del entorno». Como es terreno público «está seguro frente a futuras obstrucciones visuales… [y] será visto desde Mount Vernon, donde reposan las cenizas de nuestro jefe».

Washington fue bautizado en la Iglesia de Inglaterra cuando tenía menos de dos meses de edad.87​88​ En 1765, cuando la Iglesia de Inglaterra seguía siendo la religión del estado,89​ formó parte de la sacristía (consejo de laicos) en su iglesia local. A lo largo de su vida, habló del valor de la justicia y de buscar y ofrecer gracias por las «bendiciones del Cielo». Fue uno de los primeros en hablar de la tolerancia religiosa y la libertad de religión. En 1775, ordenó que sus tropas no mostraran sentimientos anticatólicos por la quema de la efigie del papa en la Noche de Guy Fawkes. Cuando contrataba obreros para Mount Vernon, le escribió a su agente: «Si son buenos trabajadores, pueden ser de Asia, África o Europa, pueden ser musulmanes, judíos, cristianos o de cualquier secta, o pueden ser ateos».95​96​ En 1790, escribió una respuesta a una carta de la Sinagoga Touro, en la que dijo que mientras las personas permanecieran como buenos ciudadanos, no tenían que temer la persecución por tener diferentes creencias o religiones. Esto fue un alivio para la comunidad judía de los Estados Unidos, ya que los judíos habían sido expulsados o discriminados en muchos países europeos…

(…) El Gobierno de los Estados Unidos (…) no da a la intolerancia ninguna aprobación, no ayudará a la persecución. (…) Que los hijos de la estirpe de Abraham que habitan en esta tierra sigan mereciendo y disfrutando de la buena voluntad de los demás habitantes, mientras que cada uno se sienta en condiciones de seguridad bajo su parra e higuera, no habrá quien le haga miedo. Que el Padre de toda misericordia disperse con la luz las tinieblas sobre nuestros caminos, y haga que todos nosotros en nuestras diversas vocaciones seamos útiles aquí, y en su propio tiempo y forma eternamente felices.

Francmasonería. Washington representado como un maestre mason. El 4 de noviembre de 1752, George Washington se inició en la masonería en la logia de Fredericksburg.97 El 29 de abril de 1788, fue nombrado Venerable Maestre de la Logia de Alexandria 22,98 y mantuvo ese cargo cuando fue elegido presidente de los Estados Unidos. En su toma de posesión, el Gran Maestre de la Gran Logia de Nueva York administra su juramento del cargo. El 18 de septiembre de 1793, puso la primera piedra del Capitolio de los Estados Unidos usando la indumentaria masónica de Gran Maestre. Fuente: Wikimedia.   

                                                                    managua601@yahoo.com.mx  

Comentarios

comentarios