Cajas de seguridad: “lavadero” de Roberto Borge y prestanombres

158

CANCÚN, QUINTANA ROO, 9 de noviembre (AlmomentoMX).- Investigaciones periodísticas de Grupo Sol de Quintana Roo, pusieron al descubierto que hay al menos media docena de personajes vinculados al ex gobernador de Quintana Roo Roberto Borge Angulo, quienes guardaban sus bienes en la empresa de seguridad norteamericana, First National Security, aseguradas en Cancún por las autoridades, podrían haber fungido como prestanombres del ex mandatario estatal.

Luego del aseguramiento de cuatro cajas que inició la PGR el pasado nueve de octubre y después la requisa de mil 500 más, Israel Lira Salas, subprocurador contra la Delincuencia Organizada, informó en conferencia de prensa que el operativo tuvo sustento en una orden de cateo otorgada por un juez que estimó suficientes las pruebas aportadas por la SIEDO.
Al ser cuestionado sobre si el dispositivo estaba relacionado con el ex mandatario quintanarroense Roberto Borge Angulo o con la ex agente federal Leticia Rodríguez Lara, (a) “Doña Lety”, jefa del Cártel de Cancún, Lira Salas respondió, sin referirse a ningún nombre en especñifico, que no podía dar ese tipo de información por la “secrecía de la carpeta de investigación”.
Reconoció que se trataba de ilícitos graves, como delincuencia organizada y delitos contra la salud y que los casos se trataban de distintas carpetas de investigación, aunque admitió que son indagatorias paralelas.
Empero, trabajos de investigación periodística de Sol de Quintana Roo, revelaron la existencia de cuando menos media docena de personajes que estuvieron vinculados estrechamente al ex gobernante quintanarroense y que escogieron las multicitadas cajas de seguridad para guardar sus objetos de valor.
Uno de ellos es Enrique Alejandro de la Cruz Pineda, ex subsecretario de Trabajo en la Zona Norte, quien fuera uno de sus principales operadores para despojar a empresarios, mediante juicios amañados de los que nunca enteraban a los demandados.

El modus operandi era el siguiente:

Falsos trabajadores, que decían ganar casi un millón de pesos al mes (salario que ni siquiera percibe el presidente de la República), demandaban a tal o cual empresario, arguyendo despidos injustificados. Se iniciaba el litigio y el demandado sólo se enteraba que lo había perdido cuando llegaban a embargar su propiedad, acompañados de la fuerza pública.
Esa clase de ilícitos los llevaron a cabo principalmente en Cancún y Tulúm, donde decenas de propietarios de hoteles, restaurantes y diversos comercios, fueron despojados ilegalmente de sus propiedades que después eran rematadas a precios muy por debajo de su valor, a parientes, amigos y colaboradores de Borge Angulo.
En Cancún, auspició un despojo en plena zona hotelera y puso como uno de sus objetivos a Lagoon Lofts, proyecto de 62 condominios dentro del club de golf Pok Ta Pok, en el kilómetro 7.5 del bulevar Kukulcán, zona habitacional de empresarios de arraigo en Cancún.
Según el expediente 49/2012 de la Junta Especial Número Dos de Conciliación y Arbitraje, en Lagoon Lofts un grupo de 21 supuestos trabajadores demandaron pagos y liquidaciones, por lo que fue inscrito un embargo de más de 48 millones de pesos ante el Registro Público de la Propiedad.
La Barra de Abogados de Quintana Roo, la Academia Mexicana del Trabajo y Previsión Social y otras agrupaciones y bufetes jurídicos de la entidad, denunciaron la corrupción de las 5 Juntas Especiales de Conciliación y Arbitraje tres en Cancún, una en Cozumel y otra en Solidaridad, de las que fue responsable De la Cruz Pineda, sin embargo fue intocable durante todo el sexenio de Borge.
De esa manera, hubo muchísimos despojos más, de 2012 a 2016, y Borge, antes de concluir su mandato, en recompensa lo recomendó para que lo nombraran titular de la Notaria Pública Número 101, pero al caer su protector y con el nuevo gobierno, su nombramiento se estancó, se le investigó y ahora está en calidad de prófugo.
Antes, rentó varias cajas de seguridad de la referida empresa y al darse el aseguramiento, como él no puede presentarse a reclamar, dada su calidad de fugitivo, manó a su mamá, a la señora Rosa Nelly Pineda, a protestar por la “violación a sus garantías” y a exigir le devuelvan el producto de sus trapacerías.
Una fotografía muestra los momentos en que la señora Pineda hace fila, con documentos en mano, a las afueras de la empresa de seguridad en espera de ser atendida por las autoridades para escuchar sus reclamos.
Y mientras la señora Pineda intenta recobrar lo que se robó su hijo, éste, pese a estar prófugo pues hay una orden de aprehensión en su contra, se dedica a recorrer el mundo. Hay testimonios gráficos de sus viajes de placer por Tailandia, Singapur, Hong Kong, Indonesia y otros países.
Otros de los precavidos ahorradores que guardaron sus centavitos en las cajas de seguridad incautadas, son Marciano Toledo Sánchez, “Chano”, cacique y terrateniente en Solidaridad, y su hijo José Luis Toledo Medina, “Chanito”, mote que le heredó su padre.
El primero, al igual que Enrique de la Cruz Pineda, le sirvió a Borge como tapadera y prestanombres, a tal grado que llegó a poseer más de 2 mil predios en la colonia Cristo Rey, en Playa del Carmen y una decena de predios de enormes dimensiones en la zona costera de Tulúm.
El trato con Marciano hizo que Roberto Borge conociera a “Chanito” cuando éste intentaba ser líder del Frente Juvenil Revolucionario.
El apoyo fue tal que no sólo llegó a presidir dicho frente, sino luego influyó para que fuera regidor de Solidaridad, con el visto bueno de Félix González Canto, de quien llegaría a coordinar su campaña para diputado federal.
Posteriormente, al asumir la titularidad de la Tesorería, “Chanito” arrasó con todo, para lo cual encabezó un grupo político patrocinado por Borge, al que se le conoció como el “Rbteam”, integrado por inexpertos jóvenes del Frente Juvenil Revolucionario.
Pero las ambiciones de Borge de encumbrar a su “chaneke”, así lo llamaba, iban más allá.
Pretendió hacerlo su sucesor en la gubernatura y hasta tuvo diferencias con su partido, el PRI, por tratar, a toda costa, de que fuera nominado por el tricolor como su candidato, petición que no logró pues fue Mauricio Góngora Escalante el designado, aunque al final perdió las elecciones con Carlos Manuel Joaquín González.
Una más con caja de seguridad, es Gabriela Medrano Galindo, ex novia de Roberto Borge, quien también fuera beneficiada por el ex gobernante, lo mismo que su hermana Jeannina Medrano, a la que le fuera heredada la Dirección de Ecología de Cancún.
Desde hacía ya varios años, Roberto Borge y Gabriela Medrano eran inseparables. Se les veía juntos por “asuntos oficiales”, sin embargo cuando en junio de 2016 el aún gobernador anunció su divorcio de Mariana Zorrilla Erales, fue cuando comenzó a ser más pública su relación.
En enero de 2017, cuando Roberto Borge ya estaba en la mira de las autoridades, todavía se vio a la pareja en Miami durante un encuentro deportivo; de hecho se dice que por las publicaciones de Medrano Galindo en las redes sociales, fue posible seguirles la pista y detener finalmente en Panamá a Borge.
Pero el amor acaba y ahora, con su novio en chirona, a Gabriela no se le ha visto para nada en Panamá, donde está confinado el ex mandatario, pero sí se le ve frecuentemente en Michoacán, junto al gobernador Silvano Aureoles Conejo.
De Roberto Borge quizá sólo queda su recuerdo y, desde luego, las joyas, regalos costosos, títulos de propiedad, efectivo y algunos valiosos souvenirs que guardó en su caja de seguridad y ahora corre el riesgo de no recuperarlos, ante la imposibilidad de comprobar la legítima propiedad de los mismos.
Remberto Estrada Barba, actual presidente municipal de Cancún, declaró en 2016, cuando aún gobernaba Borge Angulo: “Nadie puede negar ni ocultar la incansable y brillante labor que como gobernador de Quintana Roo ha desarrollado el licenciado Roberto Borge Angulo”.
Hoy, es otro de los inconformes por haber sido asegurada su caja de seguridad.
No podía faltar el hijo putativo de Borge Angulo, Fabián Enrique Vallado Fernández, ex secretario de SEDESOL en Quintana Roo, cuyo cargo obtuvo gracias a las recomendaciones de su protector Roberto Borge.
Fabián Enrique, quien se volvió multimillonario en el cargo, es otro con su respectiva caja de seguridad en Cancún, aunque de él no se puede hablar de ingratitud o traición, pues es uno de los pocos que no ha dejado de visitar a su ex jefe en la prisión de Panamá.
Por lo que respecta a la posible relación entre la jefa del Cártel de Cancún y el ex mandatario de Quintana Roo, cabe acotar que en agosto próximo pasado se conoció información que involucra directamente a Gaspar García Torres, procurador Borgista y a sus subalternos, con situaciones ligadas estrechamente a “Doña Lety”.
Leticia Rodríguez era sólo una narcomenudera más a las órdenes del capo Clemente Soto Peña, líder de la célula del Cártel de Sinaloa que operaba en Quintana Roo, quien, se dijo, daba millones de pesos al entonces procurador García Torres.
Al poco tiempo, Leticia se separó de Clemente y formó su propio grupo con sicarios y desertores de otras organizaciones y en poco tiempo desplazó a su anterior jefe asumiendo el liderazgo que prolongó durante cinco años, lo mismo que Borge Angulo.
Su captura la realizó la Marina Armada, en Cholula, Puebla, cuando estaba de paso para visitar a su hijo en un penal de Veracruz. Junto con ella fue detenido el ex agente de la Policía Ministerial, Ángel Tapia
Chávez, ex jefe de escoltas del ex procurador García Torres, aquél del que se dijo que recibía millones del narco y días después, fue capturado José Abdelnur Vanegas, que fungió como secretario particular del procurador.
En la larga lista de “ahorradores” de First National Segurity, también figuran familiares, escoltas, amigos, ex colaboradores y parientes de todos ellos.
Con todos esos antecedentes, saqué usted, apreciable lector, sus conclusiones.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios