Avalan que instituciones públicas de salud traten con cirugía bariátrica la obesidad mórbida

480

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de febrero (AlmomentoMX).- El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó, por unanimidad de 313 votos, reformar diversas disposiciones de la Ley General de Salud para que las instituciones públicas del Sistema Nacional de Salud integren la cirugía bariátrica como tratamiento de la obesidad mórbida y sus comorbilidades.

El dictamen de la minuta, devuelta al Senado de la República para sus efectos constitucionales, tiene como propósito fortalecer la legislación e  implementar medidas a corto y mediano plazo que ayuden a las personas con sobrepeso y obesidad.

Sostiene que, de acuerdo con el Observatorio Mexicano de Enfermedades No Transmisibles, el promedio nacional de prevalencia de sobrepeso es del 30.29 por ciento, mientras que el promedio de  obesidad equivale al 23.50 por ciento, lo cual genera en quienes la padecen la disposición a enfermedades como diabetes mellitus e hipertensión arterial, entre otras.

La Comisión de Salud no aprobó la adición de una fracción IV Bis al artículo 115, propuesta por el Senado de la República, relativa a la información nutrimental de alimentos y bebidas no alcohólicas en las cartas y menús de establecimientos de comida rápida con 10 sucursales o más, “porque viola el principio de la racionalidad de la distinción y no constituye un medio apto para combatir el sobrepeso”.

Previo a la fundamentación del dictamen, se aceptó una propuesta de modificación de la Comisión para que al final de los artículos 272 Bis-4 y 272 Bis-5 se incluya el término “de conformidad con las disposiciones jurídicas aplicables”.

En su exposición sobre el documento, la diputada panista Teresa de Jesús Lizárraga Figueroa indicó que con estos trabajos legislativos se pretende combatir la obesidad y sobrepeso, la cual es una epidemia en el país que genera muertes al por mayor. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la obesidad es la segunda causa de muerte prevenible después del tabaquismo, explicó.

Detalló que la modificación a la ley de salud permite también contemplar los efectos y consecuencias positivas, así como las responsabilidades, derechos y obligaciones que se desprenden de la realización de la cirugía bariátrica.

A pesar de la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes Mellitus reconoce al tratamiento quirúrgico de la obesidad como una opción efectiva para lograr una pérdida de peso sostenido en el paciente, no se encuentra homologado en la Ley General de Salud, destacó.

Expuso que las modificaciones permitirán asegurar los materiales, medicamentos y personal capacitado necesarios para garantizar la atención de los pacientes que requieren este procedimiento.

Por su parte, su correligionaria, María Elena Castro Terrazas dijo estar a favor, ya que permite a la Secretaria de Salud promover e impulsar programas de información para contrarrestar el sobrepeso y la obesidad, ya que, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016 (Ensanut), siete de cada diez adultos padecen sobrepeso u obesidad, y el índice es mayor en zonas rurales.

Expresó que la atención de las enfermedades relacionadas a los padecimientos de la obesidad y sobrepeso genera un gran impacto en el gasto público destinado a la salud y en la economía de las familias.

En representación de Morena, la diputada María Antonia Cárdenas Mariscal señaló que  en la actualidad México enfrenta una de las más grandes epidemias de sobrepeso y obesidad. “Nuestro país ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil y el segundo en adultos. En los últimos 10 años la población que la padece ha incrementado en 3 por ciento”.

Explicó que las altas tasas de obesidad son uno de los principales problemas de salud pública, ya que reduce drásticamente la calidad y la esperanza de vida y predispone a las enfermedades crónicas degenerativas y no transmisibles como la diabetes, insuficiencia renal y cardiaca, así como las enfermedades del hígado; de ahí la importancia de atenderla.

Araceli Madrigal Sánchez, diputada del PRD, señaló que el problema de sobrepeso y obesidad en México es uno de los mayores en el mundo y es resultado de que se ha permitido el deterioro de los hábitos alimenticios, ya que, de acuerdo con datos del 2016, el 72 por ciento de la población adulta lo padece y constituye uno de los grandes retos a los que debe enfrentar el sistema de salud mexicano.

Refirió que en noviembre de 2016, la Secretaría de Salud declaró emergencia epidemiológica por sobrepeso, obesidad y diabetes mellitus, pero a la fecha no se ha hecho nada. Por tanto, que se requieren estrategias que fortalezcan las acciones de prevención y promoción en el país, en particular las que desincentiven el consumo de productos altos en azucares, grasas y sodio, así como llevar a cabo programas para fomentar buenos hábitos alimenticios y la práctica de algún deporte, destacó.

La diputada María Verónica Muñoz Parra (PRI) expresó que en México siete de cada 10 personas mayores a los 20 años presentan sobrepeso y obesidad. “Cifra que es alarmante, ya que la obesidad está vinculada con una gran cantidad de enfermedades mortales, como son las afecciones cardiacas y diabetes”.

Indicó que la legislación vigente no considera de manera directa que las acciones del sistema de salud deban encaminarse a combatir el sobrepeso, obesidad y otros trastornos relacionados, por lo que resulta urgente incorporar estos objetivos al marco jurídico, así como precisar que existen tratamientos quirúrgicos que pueden resultar eficaces a esta problemática, como es la cirugía bariátrica.

Con 247 votos a favor y 58 en contra, se avaló en lo particular y en términos del dictamen, el artículo 272 bis 5 de la Ley General de Salud, reservado por la diputada Cecilia Soto González (PRD).

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios