ACOS, síndrome de difícil diagnóstico, que se confunde por similitudes en síntomas de Asma y EPOC

0
177

CIUDAD DE MÉXICO, 20 de abril (AlmomentoMX).- El asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) son dos padecimientos que antes se consideraban como diferentes, y que actualmente se reconocen como enfermedades heterogéneas y a menudo superpuestas. Esto significa que una persona puede presentar características clínicas tanto de asma como de EPOC. A esta coexistencia de síntomas se le conoce como ACOS o Síndrome de Superposición EPOC y Asma (por las siglas en inglés Asthma-COPD Overlap Syndrome).

El reto que actualmente enfrenta la comunidad médica en varios países, incluyendo México, es que el ACOS es un síndrome de difícil diagnóstico, por lo cual el Dr. Federico Daniel Colodenco, Jefe de Alergia e Inmunología del Hospital María Ferrer de Argentina,  en el marco del 76 Congreso de las Américas de Neumología y Cirugía de Tórax, celebrado en Puebla, Puebla, presentó las perspectivas y actualidades sobre ACOS, donde destacó que “antes se creía que el asma y EPOC eran dos enfermedades completamente diferentes, lo cual hacía complicado el diagnóstico y el tratamiento, sobre todo el manejo de los pacientes que se vuelven de difícil control. Hoy en día sigue sin existir una clara división, sin embargo, es evidente que ambos síndromes no producen una enfermedad más severa”.

Ante más de 200 neumólogos presentes en el simposio, el especialista destacó que aún existen retos para el desarrollo de métodos de diagnóstico precisos del ACOS. Al no catalogarse como una enfermedad, hace que los médicos se confundan y que por ende el tratamiento no sea el adecuado.

“Los esfuerzos de colaboración en guías internacionales han mostrado que hay alternativas en el control de los síntomas, en los cuales las combinaciones de beta-antagonistas de larga duración y los corticoesteroides inhalados, son útiles”, dijo el también Ex Presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria.

Para concluir, el doctor Colodenco mencionó durante  el simposio que “en el caso de ACOS, el asma grave es un factor predisponente de obstrucción casi comparable con el tabaquismo”.

La participación del Dr. Colodenco fue parte del compromiso de Teva por la educación médica continua respecto a identificar adecuadamente este tipo de trastornos y generar conciencia en la población mexicana sobre la importancia de acudir siempre con un médico general para ser referido adecuadamente con un especialista.

Teva es un actor importante en el tratamiento de trastornos respiratorios. Está desarrollando nuevas opciones de tratamiento para los pacientes basados ​​en la combinación de sus fortalezas integradas en medicamentos especiales (incluyendo moléculas pequeñas y productos biológicos), plataformas de dispositivos y genéricos. Esto está creando una amplia gama de opciones de tratamiento intuitivas, efectivas y accesibles para pacientes, médicos y proveedores de atención médica.

El asma representa millones de muertes anualmente en todo el mundo al estar afectadas alrededor de 235 millones de personas – lo que equivaldría al doble de la población mexicana. En México, según el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), el asma representa una importante pérdida para los millones de pacientes que la sufren y para el sistema de salud. Es una enfermedad inflamatoria que afecta las grandes y pequeñas vías aéreas. Aparece durante la infancia, a menudo acompañada de alergias, aunque hay un subgrupo en el que comienza durante la edad adulta. Los pacientes con asma sufren episodios de disnea, opresión en el pecho, tos y sibilancias debido a la obstrucción generalizada de las vías respiratorias y la disminución del flujo espiratorio.

La EPOC también es una enfermedad inflamatoria de las vías respiratorias. En general se vuelve sintomática, con disnea, en los mayores de 40 a 45 años y con frecuencia se asocia con tos crónica, flema, sibilancias o una combinación de éstas. Según la OMS, 65 millones de personas padecen de EPOC moderada a grave, 90% de ellas enferman a causa del tabaquismo, aunque también la pueden causar el tabaquismo pasivo, la contaminación ambiental y ciertas exposiciones laborales. Es la cuarta causa de muerte en todo el mundo y según cifras del INER, la EPOC en México se ubica entre el 6º y el 4º lugar de mortandad.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios